20.11.10

El que vos estés 'en esos días' no implica que él lo esté también

Es cierto que una vez por mes tenés la mala suerte de pasar por un momento no muy ameno de tu ciclo natural de la vida. Lo que es importante en esos días de dolor, malestar, incomodidad y la sensación de constante suciedad corporal, es mantener siempre la perspectiva y tener presente que ese es un sacrificio ínfimo que tenés que hacer como mujer para tener la dicha más grande que existe en el Universo: llevar una criatura en tu propio vientre durante nueve meses, creando un vínculo incorruptible de amor incondicional y felicidad eterna.


Es normal que en esos días sientas un poquito de envidia por el sexo masculino (también en parte puede ser producto de los cambios hormonales que está atravesando tu cuerpo), pero tené en cuenta siempre que mientras que vos pasás un par de días feos al mes para poder convertirte algún día en la criatura más afortunada del planeta, él se pierde de ambas cosas, y encima tiene que soportar tus cambios de humor y, a veces, la abstinencia sexual durante algunos días.


¡No seas cruel con tu chico, que te aguanta aún en tus peores momentos! Sabés que, si bien puede resultarles desagradable a los dos desarrollar ciertas prácticas en ciertos días, existe una infinidad de cosas que podés hacer por él en el dormitorio para compensar tu momentanea falta de disponibilidad. No seas egoista y no seas mala compañera, dedicale el tiempo que se merece aún cuando no tuvieres muchas ganas, nunca le digas que no, hacele muchos mimos, y dale todas las cosas que te pide.


No sólo es ésta una excelente manera de garantizar que siempre va a estar con vos (y no con otras), sino que además es una forma de demostrarle cuánto lo querés y cuán agradecida estás de que te soporte cuando sabés que estás verdaderamente insoportable.

3 comments:

  1. ¡Ay, por favor, cada vez sos más dura! Es espectacular :DDDDDD

    ReplyDelete
  2. Este blog sería la biblia de las que trabajan conmigo. Tristón. Y yo por ser crítico paso por puto. Psss.. que más da...

    no te olvides lo que te pedí =)

    Un beso

    ReplyDelete
  3. Gracias Rodrigo.

    Y Cris, lamentablemente este blog es la biblia de mucha gente... Sólo tenés que recordar de dónde surgió la idea.

    ReplyDelete